OsirisSoul

Some pieces of my World

Cacofonía

[0’00’’]

Nuestro mundo es muy ruidoso y exigente. Nos traspasa con su infinito bombardeo visual y sónico. Nos satura y nos confunde. Nos llena la cabeza de hueras inquietudes. A menudo nos hace perder el rumbo. Y por ello, de cuando en cuando hay que resetear.

Un buen lugar para ello es aquí, en el agua. Da lo mismo vestido o desnudo, basta con estar sumergido, quieto e inerte, con los músculos totalmente relajados, laxos. Inmediatamente se traspasa la línea de superficie, el sonido cae como un telón, todo lo de fuera se amortigua, y aparece lejano. Entonces cierras los ojos y privado de luz y sonido empiezas a estar más sólo, únicamente con la cacofonía que resta en tu mente y que aun queda por silenciar. Eso es lo más difícil.

No te mueves, no respiras, sólo oscilas a merced del ritmo propio que marca el medio que te rodea. Esperas, esperas, esperas…. pasan los segundos y entonces, cuando la hipoxia te alcanza, todo empieza a cambiar. Vas entrando en un estado primitivo, salvaje, donde las reglas son otras, tu cuerpo lo siente y tu mente lo sabe; reacciona. Según marchas hacia ese estado prenato o posmortis corta vínculos innecesarios, pensamientos inocuos, ideas irrelevantes y se centra en lo básico. La mente se vacía, se aclara, enfoca lo único importante y se concentra en sobrevivir a este juego suicida. Nada de lo que antes preocupaba tiene sentido ahora; nada de lo que antes martilleaba tu mente permanece. Es entonces cuando ya estas listo y debes salir.

[2’26’’] Cada día cuesta más.

Anuncios

febrero 22, 2008 - Posted by | pensamientos

3 comentarios »

  1. Joder dos ventiseis???

    Yo un día alcancé los dos cuarenta y ocho pero juré no intentar superarlo.

    Comentario por Brisuón Çafren | febrero 22, 2008 | Responder

  2. No me gusta la Vanguardia. Solamente la Contraportada que es magnífica. El País tiene la sección Internacional Más grande (de mi experiencia).

    A mi me encanta el agua. Me relaja. Pero quedar un tiempo largo bajo del agua, eso no lo intenté y me dará demasiado miedo hacerlo. Lo más parecido que hago es ir al Mar Muerto una vez al año (cuando visito) y quedar ahí flotando en medio del desierto con los musculos relajados y el silencio… Pero no llego al momento ese de silencio total de que hablas. Pero lo sufiente para mi cobardia.

    Comentario por Reli | febrero 22, 2008 | Responder

  3. Sabes escribir Hebreo?
    Buen finde 🙂

    Comentario por Reli | febrero 22, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: