OsirisSoul

Some pieces of my World

Los Inmortales

Es domingo y mi padre llega puntual con el periódico, pues desde hace semanas gozo de esta peculiar forma de suscripción gratuita. Hoy me trae El Mundo, y que nadie vea aquí ningún sesgo político, ni mío ni de mi padre. Lo ha escogido por el primer libro-CD de Queen que regalan hoy, pues bien sabe él que me gusta el grupo. <:-)

Por supuesto conozco el disco; tengo en vinilo desde hace años (muchos) lo que ya en la era digital me permitió auto-otorgarme el derecho de descargarlo con ayuda de la graciosa mulita. Supongo que con el CD que recibo hoy me pongo en regla nuevamente con la SGAE (poco me importa eso).

Pero a lo que vamos. Reviso la lista de canciones y rápidamente mi ojos paran en una concreta, mi preferida: Who wants to live forever. Me la pongo y mi mente viaja por tres caminos; 1) tatareo una letra que hace años (muchos) me aprendí de memoria; 2) evoco alguna de las imágenes de la peli de la que es banda sonora, los Inmortales (Highlander, 1986), que no de ninguna de sus secuelas ni por supuesto de la serie de TV; 3) tomo conciencia de que un gran bloque de mi música preferida es de esa categoría que podríamos llamar lenta, balada, normalmente romanticona o de amores de rompe y rasga,….. y casi toda en inglés.

No tengo explicación clara a lo primero; desde luego mi romanticismo suele brillar por su ausencia (dicen) aunque claro, también está eso de “dime de que presumes y te diré de que careces”. A lo del idioma, en cambio, sí que tengo respuesta; es una reacción somático-cerebral a las canciones de Pimpinela en los 80, etapa de inicio de una adolescencia que llega hasta hoy.

Dejo la letra y música de la canción de Queen para que cantéis un rato hoy; y recordar que según el método Vaughan esta es una buena forma de aprender inglés y no la del estudio-flexo-iluminado de gramática y vocabulario descontextualizado (advertencia especialmente dirigida a todos los españoles que me visitan).

Termino con una reflexión sobre la película, sobre los Inmortales y la posibilidad de llegar a serlo.

El hombre encarado a un destino infinito resulta que ha de renunciar a todo lo que le define como tal, a toda amistad, a toda relación e incluso al amor, y se ve avocado a vagar en soledad por el resto de los tiempos. No hay peor maldición que esa, pues el hombre solo nunca llegará a actuar como hombre.

PD. no quiero rollos de género; entiendase aquí por hombre al genérico ser humano, ya sea hombre o mujer; cualquier reclamación al RAE.

Anuncios

marzo 2, 2008 - Posted by | fotos, música, pensamientos

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: