OsirisSoul

Some pieces of my World

El león débil

He salido a correr. Y me he empleado a fondo. Tenía que sacar todo el veneno que me tomé hace 36 horas.

Siguiendo la técnica de mi gran amigo el Sr. Brisuón, aceleré, aceleré y aceleré. Cuanto más se incrementa el ritmo, menos se oye lo de fuera (y también lo de dentro). A partir de un determinado momento la lucha es titánica: el instinto de parar YA, se opone al deseo de alcanzar lo que decidiste lograr. Y en medio, un árbitro que, tentado por ambos extremos, duda y duda. Pero hoy la leyenda del león débil se quebró. Bajé dos minutos mi mejor tiempo.

¿Y el veneno? Desgraciadamente, siempre queda algo dentro.

Anuncios

marzo 14, 2008 - Posted by | momentos

1 comentario »

  1. El sábado o domingo correremos 20 km. Si se anima.

    Por cierto hoy mismo me inscribí en esa locura mental que supone luchar 4 horas contra el asfalto.

    Comentario por Brisuón Çafren | marzo 18, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: