OsirisSoul

Some pieces of my World

Juegos de acero

Dejadme contaros una historia. La voy a hacer personal, pero no tiene por qué serlo. Es sobre niños, niños que juegan en la calle. Niños de antes, pues los de ahora ya no lo hacen, o al menos no en las grandes ciudades como ésta en la que vivo.

Éramos pequeños. Lo suficiente como para llegar más tarde de las 8, alejarnos de nuestro portal y visitar, normalmente a escondidas, lugares prohibidos por nuestros padres. Uno el cementerio. Otro las ruinas del viejo cuartel. Este último era tan siniestro como el primero, con una geometría imposible, de otra época, donde los cosas de antaño se mezclaban con la basura de ayer. Puro magnetismo para unos niños. Lugar de parejas que no las nuestras pues aun nos quedaba un poquito, para nosotros sería de juegos, fogatas, secretos, pactos y otras niñerías sin maldad.

Los días se alargaban más y más. Despuntaba ya la primavera, y aquella tarde hacía especial calor. Carlitos y yo decidimos pasarnos por allí. Éramos los únicos de la pandilla que aun no habíamos ido, así que decidimos que esa era la tarde. Nos colamos por uno de los múltiples agujeros de la vieja tapia. Atravesamos el patio. No vimos a nadie. Todo estaba muy en silencio y una risa nerviosa se comenzaba a apoderar de nosotros. Tras dudar nos metimos en lo fue la cantina: sillas de dos patas, mesas ladeadas y todo el suelo lleno de latas de lo que debieron ser raciones militares. Cómo había que llevar prueba de que habíamos estado allí, que mejor que una de esas latas. Fuimos pateándolas de una en una hasta que descubrimos una llena. Era la prueba que necesitábamos, la cogimos y salimos de allí pitando. Misión cumplida. Tras ese día volvimos muchas otras veces.

—— ¿Y? ——

Hace unos meses, en EnEx, apoyé activamente una campaña contra la abolición de las bombas de racimo. Hoy las negociaciones aun siguen y quizá este año 2008 se logre su prohibición mundial. Es por lo que traigo aquí esta historia simple y sin final. Aunque si queréis darle uno, cambiad mi nombre y el de Carlitos por algún otro de origen libanés, o serbio, o camboyano, o ……. espero que entendáis lo que quiero decir y conseguir así vuestro apoyo para esta causa.

Anuncios

marzo 15, 2008 - Posted by | invitaciones, pensamientos

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: